“Su obra no es el resultado de instantes fortuitos o emociones pasajeras, sino que se manifiesta como el fruto de un trabajo constante, elaborado desde la plena consciencia de un deseo de racionalidad y reflexión profunda”.

Biografía

Animo al espectador, a que se sitúe ante la obra de CIRIZA, sin complejos planteamientos, ni preconcebidos teoricismos, sino con la motivación y sencillez de un explorador abierto a nuevas experiencias; con los sentidos y el corazón atentos ante el festín de sensaciones que nos ofrece.

Presentir la trepidante energía que late bajo la piel de acero, pugnando por salirse de su apariencia formal. Escuchar hasta el chirrido disonante del acero desplazándose sobre sí mismo, para crear esos movimientos de masas y volúmenes, que desafían el equilibrio; que se deje deslumbrar por los efímeros destellos de luz atrapada entre sus masas, que trate de adivinar el devenir, la trayectoria del movimiento cristalizado en el tiempo y el espacio.

Que se deje envolver por la magia poética y por el misterio atrapado entre la forma y el espacio que la contiene, donde el artista ha intervenido, dejando que la percepción del espectador culmine el proceso creativo.

Escultura

Forjar el sueño.

Domar la forma. Una de las características que ha dominado el arte escultórico contemporáneo es su fe en la forma. La necesidad que el artista tiene de buscar nuevas formas expresivas, le ha conducido al logro de unas formas más significativas que miméticas y más transcendentes que representativas, dada su capacidad investigadora.

Pintura

Emociones a través de la pintura

Carlos Ciriza, cuya obra pictórica y escultórica resulta inseparable, como parte de un mismo proceso creativo personalísimo, que busca la rotundidad, la sencillez, la solidez, la geometría y la representación del espacio.

Exposiciones

«… Concibo la escultura – pintura, como la representación de un conjunto de ideas y sentimientos, en un proceso reflexivo más o menos prolongado en el tiempo y su materialización en un soporte rígido, sobrio y duradero. En este proceso creativo y a lo largo de los años, he ido depurando y simplificando las obras, llegando a un orden estructural de dinamización del espacio, en una constante interrelación entre la materia, color, volumen, vacío, equilibrio, espacio y tiempo. Pretendiendo despertar en el espectador la sensibilidad hacia unos conceptos filosóficos y estéticos existentes en la naturaleza y en el ser humano.

Ir arriba